25 de octubre de 2012









ALBERTO GIRRI

"Lo conocía de siempre. Era parte del paisaje de Buenos Aires. En cafés de Retiro o Plaza San Martín, en galerías de arte caminando por Florida, en el diario La Nación. 
Su figura elegante era inconfundible en el barrio. Eramos vecinos de la calle Viamonte y era un buen vecino. Todos lo saludaban con simpatía, desde el carnicero que tenía su mostrador sobre la vereda a los escritores más prestigiosos que iban a la Editorial Sur. Tomé esas primeras fotos en 1969 en su casa. Un departamento lúgubre, sombrío, antiguo y con algo de casa de solterón. Preferí no agregar ninguna luz y hacer las tomas con ese clima".

Sara Facio



Alberto Girri

No hay comentarios: