16 de noviembre de 2012




No he pisado jamás un hipódromo, pero viví en una pensión donde se hablaba todo el día de carreras. Una noche de los años cuarenta soñé que un caballo llamado Halifax ganaba un clásico y lo conté a mis compañeros que me miraron compasivos. Halifax ganó y pagó una barbaridad; también en Buenos Aires la naturaleza imita al arte. 

Julio Cortázar
(Buenos Aires Buenos Aires) 
Foto: Irineo Leguisamo






No hay comentarios: