4 de noviembre de 2012





Siempre adoré la fotografía. Como te dije, de niña me llevaban, pero de grande iba sola. Me hice retratar en los mejores estudios, aquí, en París, en New York,
Estas poses de Schonfeld me parecen buenas. ¿Qué opinás?

Además, siempre estuve rodeada de fotos. ¡Lástima que no tengo fotos de Shakespeare o Dante! Pero de mis otros amores y de mis amigos tengo montones.
Les pedía que me dieran como recuerdo, los tomaba yo misma, hasta les hice tomar fotos especialmente para mí, porque no me gustaban las que tenían. 
Sabés bien lo ocurrido con Virginia Woolf. La conocí, mirá vos, en una exposición de fotos de Man Ray en Londres, en 1934. Nos presentó Aldous Huxley. 
Virginia se enojó a muerte porque la obligué a posar para Giséle Freund. Se equivocó. Gisèle le captó esa mirada única y gracias a mi insistencia, a mi cabeza dura, la tenemos para siempre. 

Victoria Ocampo 

(Nicolás Schonfeld, fotógrafo argentino, nació en Hungría en 1901, murió en Buenos Aires en 1977. Retratista de damas de la alta sociedad de la época, del ambiente teatral y del ballet)






No hay comentarios: