17 de diciembre de 2012



GRISELDA GAMBARO

Primero admiré sus obras de teatro. Después supe que el escultor Juan Carlos Distéfano -a quien conocía- era su marido. Más tarde le tomé fotos. Fue en mi estudio de la calle Juncal y la sesión fue un juego en el que se desempeñó más de lo previsto. Griselda aparenta ser callada e introvertida. Es una mujer sencilla con un pensamiento elaborado, valiente y actual, no tan fácil de encontrar entre los intelectuales de nuestro país. 

 Sara Facio






No hay comentarios: