23 de enero de 2013

"En ese tiempo, no mucho después del accidente, comenzaron a decirle Pichulita. El apodo nació en la clase ¿fue el sabido de Gunucio el que lo inventó? claro, quien iba a ser? y al principio Cuéllar, Hermano, lloraba, me están diciendo una mala palabra, como un marica, ¿quien? ¿qué te dicen?, una cosa fea, Hermano, le daba vergüenza repetírsela, tartamudeando y las lágrimas que se le saltaban, y después en los recreos los alumnos de otros años Pichulita que hubo, y los mocos que se le salían, cómo estás, y él Hermano, fíjese, corría donde Leoncio, Lucio, Agustín o el profesor Cañón Paredes: ése fue. Se quejaba y también se enfurecía, que has dicho, Pichulita he dicho, blanco de cólera, maricón, temblándole las manos y la voz, a ver, repite si te atreves, Pichulita, ya me atreví y qué pasaba y él entonces cerraba los ojos, y tal como le había aconsejado su papá, no te dejes muchacho, se lanzaba, rómpeles la jeta....."

Mario Vargas Llosa
(Fragmento de "Los cachorros")



No hay comentarios: