16 de abril de 2013



Hilos

Buscando un alfiler abro esta cajita
de lata redonda y rosada
que me acompaña por las islas

de casa en casa y encuentro
un sin fin de hilos de colores,

los hilos que mamá me regalara,
su mano protectora dispuesta
a prever necesidades y acaricio
los hilitos como si así pudiera
rozar su mano en los detalles

del infinito abanico que aparecen
igual a un collar de perlas día a día
desasidas rodando con fulgor
y agradecida pena en mi corazón
por lo vivido como si fueran

algo natural esos gestos
que recibimos sin prestarles
la atención debida y se consagre
el instante que advertimos
mucho después frente a estos hilos,

azul perlé y sedativas rojas,
hilván blanco y fuerte el cadena
negro con botoncitos para posibles
arreglos en una casa que hoy
tu hija, vieja ya, y huérfana

aprecia con lágrimas en los ojos

Diana Bellesi

1 comentario:

Adriana Alba dijo...

Que maravilla!
Una genia Diana y la foto de Sara realmente una belleza.
Gracias.
todo lo que publican es formidable.