19 de junio de 2013



CANCIÓN PARA LOS DEMÁS

Cultivo la rosa blanca
y la buena voluntad
para el que me da la mano y el otro
que no me la da.

A la lechuza enjaulada
déjala que piense mal
y al pájaro de la benevolencia
échalo a volar.

Al loco le doy razón
y al bárbaro le doy paz.
Mi canto y mi corazón
son son
para los demás.

El gallo por más que empuje
nunca será gavilán.
Por qué andar atropellando si voy
a llegar igual.

Yo no soy mejor que Pedro,
yo no valgo más que Juan.
Si van a ponerme precio que sea
el de humanidad.

Si al tiempo le pido tiempo
no me lo niega jamás.
Es mío para los otros en caso
de necesidad.

El que vive para nadie,
sabes dónde va a parar:
a torres de arena y humo y a su
propio funeral.

María Elena Walsh





No hay comentarios: