2 de junio de 2013

“Si un niño aprende a escribir perfectamente su ABC, eso es hermosa caligrafía, pero no tiene valor alguno a menos que pueda expresarse a sí mismo y pueda usar la técnica para su propio arte. ¡Hay que sentir lo que se hace! Incluso si estás imitando, debes sentir. La técnica es sólo el mínimo en la fotografía. Es el punto en que se debe empezar. Creo que uno debe ser un técnico perfecto para expresarse como lo desea, y después puede olvidarse de la técnica. Cuando fui a la revista Life, me dijeron que les gustaban mis fotografías, ¡pero que en ellas yo hablaba mucho! Querían documentos, técnica, y no fotografías expresivas. El momento siempre dictamina mi obra. Lo que yo siento, eso hago. Eso es para mí lo más importante. Todos pueden mirar, pero no siempre ven. Yo nunca calculo ni considero; veo una situación y sé que está bien, incluso si tengo que retroceder para conseguir la iluminación apropiada”.

André Kertész
Nació en Budapest, Hungría, el 2 de julio de 1894 y falleció el 28 de Septiembre de 1985 en New York. Fue un fotógrafo muy reconocido por su estética he impecable trabajo. Mantuvo su espíritu libre y creativo aún en los momentos más duros de su vida,  defendiendo su obra y su visión de las cosas a toda costa. Además, sus esfuerzos para inventar, desarrollar y establecer el ensayo fotográfico le valieron la entrada a las paginas de la historia de la fotografía.

Foto: André Kertész y Agathe Gaillard en la Fotogalería del TGSM. 



No hay comentarios: