29 de julio de 2013




EL PENSAMIENTO VIVO DEL DR. RENÉ FAVALORO EN UN NUEVO ANIVERSARIO DE SU FALLECIMIENTO


“Estoy en contra de los que no se comprometen ni individual, ni familiar, ni socialmente. De los que hablan y no hacen.

La única aristocracia, el único elitismo, es el de las neuronas. A la universidad tienen que entrar todos pobres y ricos, pero con comprobada capacidad neuronal.

Soy nacionalista . Un nacionalista enloquecido. Pero sin zeta y sin trampas, como la mayoría de los nacionalistas.

No me siento dueño de la verdad. De ninguna verdad. Pero cuando creo en una, la grito a los cuatro vientos.

El que manda, el jefe, debe estudiar y capacitarse. Debe ser el primero en llegar y el último en irse de su puesto de trabajo. Pero aquí todos buscan el acomodo, el camino fácil.

El peor consejo que oí en mi vida es el que dice: "El que no llora, no mama. Hay que borrarlo para siempre y cambiarlo por el que no trabaja, no mama.

Muchos dicen que soy nihilista. Otros, que soy demasiado idealista: casi ingenuo. Pero se equivocan: soy realista. Y como soy realista, no le tengo miedo al capital extranjero. Les tengo miedo a los vagos argentinos.

Los genios no existen. A la capacidad individual hay que agregarle siempre el trabajo y la dedicación. El genio se construye con sangre, sudor y lágrimas.

Mi alma está llena de sufrimiento. Vivo sufriendo todo el día: el sufrimiento también es positivo. Pero salgo enseguida. Yo no creo en el psicoanálisis. Uno tiene que emerger sólo, arrancar sólo.

Sigo creyendo que el factor de riesgo de toda esta violencia es la droga. Yo recuerdo la década del 30 y vi la pobreza que había pero no existía la violencia que hay ahora, por que habla solidaridad.

Tiene que venir una etapa de culturización, en donde los medios de comunicación sean utilizados en forma correcta, en donde se debatan y discutan ideas interesantes.

La sociedad se ha ido pervirtiendo desde hace muchos años y vivimos en contrasentido todos los adelantos tecnológicos, tan importantes para la humanidad, han traído como consecuencia el desempleo y la desigualdad social. Si analizamos la distribución de las riqueza veremos que, a medida que pasan los años, la diferencia es cada vez mayor los ricos son más ricos y los pobres más pobres.

Yo me conformaría con que el corazón de los argentinos tuviera tres cosas: honestidad, responsabilidad y solidaridad."

Dr. René Favaloro






No hay comentarios: