12 de agosto de 2013



"La verdadera obra de arte nace misteriosamente del artista por vía mística. Separada de él, adquiere vida propia, se convierte en una per­sonalidad, un “sujeto”independiente que respira individualmente y que tiene una vida material real. No es pues un fenómeno indiferente y ca­sual que permanece indiferente en el mundo espiritual, sino que posee, como todo ente, fuerzas activas y creativas. La obra de arte vive y actúa, colabora en la creación de la atmósfera espiritual."

Vasili Kandinsky 
(Fragmento de su escrito: "Lo espiritual en el arte") 
Foto: Museo del Prado, Madrid. 1970











No hay comentarios: