3 de agosto de 2013



-¿Qué te llevó a hacer la autopsia del Che? 

-Por primera vez en Latinoamérica tenemos un tema fundamental para hacer un relato, una pintura, una obra de arte. En ese hecho participan, de alguna manera, las fuerzas que van a jugar el destino futuro de Latinoamérica. Por un lado, todas las fuerzas del imperialismo; por el otro, las fuerzas que cooperan dentro de nuestros países y que se preocupan por la liberación. Ese hecho significa, también, lo que en un momento fue el "Guernica" para España, una obra clara, fundamental. Yo lo sentí íntimamente pero no lo podía realizar, porque me parecía que no necesitaba pintarse, que era completo en sí mismo. Hasta que encontré la apoyatura de Rembrandt, una especie de solidez y referencia clásica.

"Con el tema me di cuenta de que era el mismo proceso, es decir, un personaje que había puesto el cuerpo a las circunstancias, una actitud suprema y la misma escena. Sólo que en "La lección de anatomía del profesor Tulp" se estaba analizando, investigando un problema científico y en el otro se trataba de una investigación política. 

-¿Qué significa eso de poner el cuerpo? 

-Eso nació un poco con "La lección de anatomía" y con la oreja de Van Gogh. Se me ocurría que, en última instancia, lo fundamental es la posibilidad de poner el cuerpo. No un producto que nosotros producimos sino poner el propio cuerpo en las cosas. En la acción o en lo que sea."

Fragmento de reportaje de Andrés Cáceres al Pintor Carlos Alonso. (1969)





No hay comentarios: