12 de febrero de 2017





Eterno Julio

"Desde aquella noche que estuvimos tan a gusto con los García Márquez, nunca más le tomé fotos. Fue en 1974.
Lo volví a ver cada año en París, en Panamá, en Los Angeles, en Barcelona, otra vez en Venecia, con Carol, pero nunca tuve el impulso de volver a tomarle fotos.
Sentía que tenía su imagen para siempre y lo que más me conmueve es saber que era su foto preferida." 

Sara Facio












No hay comentarios: