26 de junio de 2017





En recuerdo de Leopoldo Marechal


Desertarás primero la Tristeza,
Con su país de soles indecisos
Y de rumiantes vacas.
La Tristeza es el juego más tramposo del diablo:
Tiene las presunciones de una Musa frutal,
y sólo es un pañuelo con que se suena el alma
su nariz en resfrío.
Elbiamor, ¿qué dirías de una lámpara hermosa,
pero sin luz adentro?
Tal es, yo te lo juro, la Tristeza:
es igual a esos platos de vitrina
que nunca recibieron y no recibirán
ni una manzana verde ni un cuchillo.


Leopoldo Marechal
(Fragmento de "Didáctica de la alegría") 












14 de junio de 2017




Infinito Borges...


EL SUR

Desde uno de tus patios haber mirado
las antiguas estrellas,
desde el banco de
la sombra haber mirado
esas luces dispersas
que mi ignorancia no ha aprendido a nombrar
ni a ordenar en constelaciones,
haber sentido el círculo del agua
en el secreto aljibe,
el olor del jazmín y la madreselva,
el silencio del pájaro dormido,
el arco del zaguán, la humedad
-esas cosas, acaso, son el poema.


Jorge Luis Borges











7 de junio de 2017





Carlos Gorostiza, en nuestro recuerdo, siempre. 

"....Porque me gritan loco a cada rato. Se ponen ahí detrás de la puerta y meta gritar: "Estas loco, Tuco, estas loco. Salí que te vas a enfermar. Si no salís vamos a llamar a la policía. . . ". Je. Te imaginas el miedo que me da. Si llega a venir la cana los que van adentro son todos ellos. (Prueba su voz) Do... do... dododo... Eso es lo que pasa con los que están rayados: creen que los rayados son los otros. Do... do... dododo... Por eso me encerré aquí. No los iba a denunciar. Como vos decís, por más que a uno le duela, es la familia. Pero te aseguro que a veces hay que hacer un esfuerzo... Por ejemplo ese lió con la comida. Yo no pensaba comer más. Para que. Ahora estoy muy ocupado ensayando, y... Con que me mandaran clara de huevo era suficiente. ¡Pero el primer día que pase sin comer hicieron un lío ahí detrás de la puerta! Ahí confirme mi sospecha de que... Y yo sin comer me sentía lo mas bien: lo mas livianito. Pero que le vas a hacer: con los locos hay que disparar por donde ellos disparan, así que... ahora como. Les abro la puerta un poquito... y me dejan la bandeja ahí, en el suelo. Corro el riesgo de que me pongan algo en la comida, eso si. ¿Pescas, no? Pero yo los jodo: primero pruebo un poquito, y si no me pasa nada sigo. Pero ya te dije: no los voy a denunciar; al fin de cuentas es la familia. Do... do... dododo. . . " 

Carlos Gorostiza
Fragmento de la obra teatral "El acompañamiento"